Los errores al compostar más comunes

Como ya sabes hay mucha información sobre cómo hacer compost por la red y no toda tiene un alto rigor, así que a menudo nos encontramos con seguidores que nos explican haber encontrado consejos muy poco acertados. Por eso hemos recogido los 6 errores más comunes que vemos al hacer compost.

Hacer compost es muy sencillo, mucho más de lo que se imagina quien se inicia. El mejor consejo que podemos dar a quien quiere empezar a hacer compost y le parece complicado porque ha visto o leído un montón de cosas al respecto: que si proporciones de carbono y nitrógeno, que si controlar la temperatura, airear, cómo cosecharlo… es simplemente hazlo, empieza y ve viendo como evoluciona.

La mayoría de cuestiones que tienen que ver con el compost son mucho más intuitivas de lo que parece. De todas formas si quieres, un buen punto de partida para empezar a hacer compost o bien ya estás algo familiarizado con la pila de compostaje pero quieres entender y dominar un poco más la descomposición de materia orgánica te dejamos a mano nuestro vídeo sobre cómo compostar.

Lo bueno de hacer compost es que trabajamos a favor del ritmo natural y eso lo hace todo muy sencillo, si dejamos materia orgánica en un lugar esta se va descomponer, eso es inevitable, así que aunque cometas algunos errores el compost, simplemente, sucederá.

Pero hacer un compostaje perfecto comporta un trabajo y ya que dedicamos tiempo y esfuerzo para hacer esta preciada enmienda para nuestro huerto querremos que sea de la mejor calidad posible, que no sea un proceso eterno, que podamos cosechar bastante cantidad, que sea seguro, que no huela mal… todos estos detalles y algunos más son los que diferencian un compost de un muy buen compost.

Así que para lograrlo hoy te explico 6 errores para que evites cometerlos.

No compostar

Parece obvio pero es bastante recurrente encontrar a gente con espacio para hacer un huerto doméstico que decide no compostar.

Es una lástima.

Primero por los innumerables beneficios que nos aporta el compost pero también por lo fascinante que es llevar a cabo esa transformación de los residuos orgánicos y la satisfacción que se siente al cosechar un buen material.

Los motivos para no compostar pueden ser muchos: espacio, olores, tiempo… pero existen métodos de compostaje para todos los gustos, estilos y necesidades.

Si se quiere hacer en pequeño formato también hay fórmulas, el tema de los olores no debería preocupar a nadie ya que lo más sencillo del mundo es hacer un compost que no huela… Yo te animo a que si aun no haces compost lo pruebes. Mucha gente lo considera un excelente abono orgánico, y aunque no lo es, es una enmienda que mejora muchísimo el suelo del huerto.

No dimensionar correctamente el compost

Este es el error más común de quien ha decidido hacer compostaje casero en un huerto doméstico. Es muy habitual destinar 1 sola compostera de 1 metro cúbico y pensar que será suficiente. A veces veo pequeños huertos en terrazas con la misma compostera que grandes espacios exteriores. La cantidad de compost que vas a necesitar dependerá del tipo de agricultura que lleves a cabo.

Si cultivas sin labranza como es nuestro caso, vas a necesitar una cantidad enorme de compost, nosotros solemos decir que el tiempo y energía que se usa en labrar, en este tipo de huertas, se emplea en gestionar la pila de compost.

Calcula el grosor de compost que quieres aplicar sobre el suelo, en el caso de un sistema sin labranza podría ser unos 15 centímetros dos veces al año. Multiplica ese grueso por la superficie de cultivo de tu huerto y tendrás tu necesidad anual de compost.

Nuestro huerto debe tener aproximadamente 100 metros cuadrados reales de cultivo, tal vez un poco más, y si añadimos esa capa superficial de compost de 15 cm dos veces al año, necesitamos aproximadamente unos 30 m cúbicos de compost anuales.

compostadoras de la Tanina

Tenemos 6 composteras que en total suman 7.500 litros, si un ciclo de compostaje lo hacemos en 4 meses nos sale que producimos 22.500 litros anuales, aún nos faltaría un poco.

Si conseguimos acelerar el proceso a 3 meses entonces sí que nos dará. En la práctica cada año acabamos comprando algunas sacas de compost porque nos suele faltar un poco para poder rellenar todos los bancales.

Lo bueno de aplicar tanto compost es que el suelo se transforma de una forma brutal, todo funciona mucho mejor, se puede cultivar más junto y al final ahorramos trabajo en muchas otras labores.

Situar el compostador en un lugar poco apropiado

La situación de la montaña de compost suele ser la que queda por descarte, después de destinar un uso a todos los demás espacios de un huerto y en muchas ocasiones un mal emplazamiento de la compostadora condiciona el resultado.

En un lugar muy frío el emplazamiento debería ser lo más resguardado posible, en un lugar muy cálido debería estar a la sombra, si llueve poco en el lugar en el que cultivamos deberíamos poder alcanzar la compostadora con alguna manguera por si hiciera falta humedecer puntualmente… Y también debemos tener en cuenta que hay que cargar con materia hasta y desde la compostera así que el acceso debería ser sencillo y a ser posible con carretilla.

Si nos ponemos a diseñar un nuevo huerto, tras fijarme en la orientación de los bancales y los puntos de agua, lo siguiente será plantear la ubicación del sistema de compostaje ya que, según nosotros lo vemos, el compost es el elemento principal de un cultivo orgánico.

No generar suficientes residuos orgánicos

Este error también es muy habitual. Tendemos a pensar que con toda la verdura que comemos en casa y la cantidad de restos orgánicos que generamos habrá suficiente y a no ser que tengas unas pocas plantas en una terraza ese no será el caso. En el 99% de los compost caseros se requiere traer materia orgánica de fuera, con los desechos del hogar no es suficiente.

Vemos muy frecuentemente a quien intenta llenar una compostadora sin que nunca llegue a subir el nivel y sin conseguir que se caliente ya que le falta volumen. En estos casos se va obteniendo una pequeña cantidad de compost por la parte de abajo pero el proceso es lento, poco eficiente y al no calentarse conserva las semillas y posibles patógenos.

Es muy conveniente que una compostadora se llene, como mínimo 60cm de altura, pero si es más mucho mejor. Así se generará la subida de temperatura interior, el proceso será más rápido y seguro y cosecharemos más compost.

Puedes obtener materia orgánica de muchísimos lugares:

  • Puedes encontrar fácilmente cartón marrón si pegamentos ni plastificar que es perfecto para compostar.
  • Seguro que tienes alguna frutería o mercado cerca de casa que estarán encantados de darte lo que van a tirar.
  • Puedes preguntar en algún restaurante o comedor.
  • Puedes visitar alguna hípica o granja para recoger unos sacos de estiércol (estarán encantados).
  • Muchos jardineros estarán dispuestos a regalarte césped cortado o hojas caídas.
  • Y puedes pedir en bares o cafeterías que te guarden los posos de café, entre muchos otros ejemplos.

No vigilar el nivel de humedad

Este también es un error muy habitual. En nuestra zona solemos ver más de un proceso de compostaje que se ralentiza mucho o directamente se paran por estar muy secos. En lugares muy lluviosos el problema puede ser el contrario, en ese caso puede llegar a oler mal pero es muy fácil solucionarlo procurando un pequeño techo a nuestra pila que puede ser una simple chapa sobre la compostadora que evite que se moje con las lluvias.

El secado del compost suele suceder en lugares cálidos o con mucho viento y es un problema que se agrava con un tipo de composteras muy habituales: las que nos fabricamos con palés reciclados.

Esta muy bien reciclar y los palés son un material ideal para hacer una compostera pero los espacios entre los listones deberían cubrirse, puede hacerse con otros listones o simplemente podemos recubrir las paredes por el interior con una capa doble, o triple, de cartón que renovaremos tras cada ciclo.

Fíjate en nuestras compostadoras que tienen todas las maderas juntas, hay algunos espacios entre medio ya que son irregulares pero son pequeños. Esto se debe a que en nuestra zona no llueve mucho y el compost tiene tendencia a secarse.

Es cierto que el compost debe estar aireado pero trabajándolo desde arriba y procurando que no le llueva continuamente y se nos empape muy a menudo, tendrá una buena aireación aunque recubramos completamente las paredes.

Excederse con el material rico en carbono o materiales marrones

El error puede ser demasiado nitrógeno o demasiado carbono pero no encontramos habitualmente con pilas de compost que tardan mucho en hacerse como consecuencia de una falta de nitrógeno.

Generalmente encontrar materiales secos o materiales muy ricos es carbono es sencillo: paja, cartón, papel, viruta, serrín, papel de cocina… mientras que encontrar materiales muy ricos en nitrógeno no es tan sencillo.

Además las típicas listas de materiales verdes y marrones (o C y N) nos hacen equivocarnos ya que unas hojas verdes podrían considerarse ricas en nitrógeno y se ponen al mismo nivel que el estiércol fresco cuando unas hojas verdes contienen muchísimo menos nitrógeno que el estiércol.

residuos de cocina orgánicos
recogiendo estiércol para compostar

Yo suelo hacer una tercera categoría que son los ingredientes que están en una zona intermedia y que no son ni muy ricos en carbono ni muy ricos en nitrógeno, como esas hojas verdes o como los restos de plantas del huerto… en cambio, los restos de comida y otros desechos orgánicos domésticos sí los podemos considerar como muy ricos en nitrógeno, los restos de té o de café también así como el estiércol.

Si ves que tu compost tiende a ralentizarse prueba a poner más ingredientes verdaderamente ricos en nitrógeno.

¡Apúntate a nuestra newsletter!

Y RECIBE TODAS LAS NOVEDADES Y OFERTAS DE LA TANINA

* Campo necesario
Acepto la política de privacidad

Responsable: La Tanina. Finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales: Solicitamos estos datos para gestionar la solicitud que realizas en este formulario de contacto. Legitimación: Consentimiento del Interesado. Destinatarios: servidores de Dinahosting S.L. (proveedor de hosting de La Tanina.) (ver Política de privacidad).